martes, 14 de noviembre de 2017

Síndrome del intestino permeable: síntomas y dieta

El intestino es permeable de un modo natural, ya que deja pasar diminutas moléculas que hacen posible que el organismo pueda absorber los nutrientes. Sin embargo, en ocasiones el intestino se puede inflamar propiciando que esa permeabilidad sea excesiva y permita que pasen al torrente sanguíneo toxinas, partículas de comida y microbios.

Causas del intestino permeable


Las causas para sufrir este síndrome son diversas, entre ellas las toxinas que acumulamos en el organismo a través de la dieta, así como una alimentación basada principalmente en comida procesada y azúcares. También el consumo habitual de ciertos medicamentos puede derivar en este síndrome.

Síntomas que pueden relacionarse con el síndrome del intestino permeable

  • Alergias y asma.
  • Síndrome premenstrual.
  • Fibromialgia y fatiga crónica.
  • Intolerancia a determinados alimentos.
  • Estreñimiento.
  • Ansiedad.
  • Colon irritable.
  • Acné y eczemas.
  • Dolor de cabeza.
  • Problemas para dormir.
  • Distención abdominal.
  • Dolores musculares.


Cómo mejorar el intestino permeable


Es fundamental prestar atención a lo que comemos y con toda seguridad tendremos que hacer cambios en nuestra alimentación. Reducir el consumo de azúcares, pasta, lácteos pasteurizados, café, aceite de soja y girasol, frutos secos, legumbres, alcohol, refrescos y cereales.

Es importante que la fibra sea abundante en nuestra dieta y aumentar la ingesta de alimentos más beneficiosos, como el aceite de oliva, chucrut, hortalizas, infusiones que contengan menta y regaliz, aceite de bacalao, jengibre, quinoa, trigo sarraceno, leches vegetales y pescado azul.


Infusiones
La infusión de menta es beneficiosa para el intestino permeable

Es interesante también tomar complementos de probióticos y glutamina, que ayudan a sanear la flora intestinal y a reparar las paredes del intestino respectivamente.

Hay que aclarar que no a todas las personas les perjudicarán los mismos alimentos, por lo que lo recomendable es ir dejando de consumir algunos durante unas semanas y ver si nuestra salud mejora.

Es esencial entender que el intestino permeable impide la absorción adecuada de nutrientes, lo que mantenido en el tiempo ocasionará diferentes problemas de salud, que en muchas ocasiones no se acierta a relacionar con este síndrome, lo que provoca que generalmente los problemas sigan empeorando. Al síndrome del intestino permeable se le denomina también disbiosis intestinal.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados

Artículos relacionados:





No hay comentarios:

Publicar un comentario