sábado, 28 de octubre de 2017

Prebióticos: qué son y para qué sirven

Los prebióticos son carbohidratos que ayudan a mantener la flora intestinal en buen estado, propiciando el aumento de determinadas bacterias, especialmente de los Lactobacilos y las Bifidobacterias. Los más conocidos son la inulina, los frutooligosacáridos (FOS) y los galactooligosacáridos (GOS).


Alcachofas
Las alcachofas son ricas en inulina


Propiedades de los prebióticos

  • Favorecen la proliferación de bacterias favorables en el intestino.
  • Facilitan la absorción de los nutrientes.
  • Reducen el estreñimiento.
  • Potencian el sistema inmune.
  • Alivian los problemas digestivos.
  • Son una ayuda para las personas que están siguiendo una dieta para perder peso.
  • Reducen la ansiedad.
  • Ayudan a prevenir el cáncer de colon.
  • Disminuyen la posibilidad de sufrir procesos diarreicos.
  • Aumentan la proliferación de ácidos grasos de cadena corta (AGCC), muy importantes para la salud, ya que intervienen en multitud de procesos del organismo.

Alimentos ricos en prebióticos

  • Espárragos y tomates.
  • Puerros y alcachofas.
  • Ajo y cebolla.
  • Boniato y patatas.
  • Avena, cebada y trigo.
  • Plátanos.

Se ha comprobado que los niños que consumen una cantidad adecuada de prebióticos con la dieta, y por la tanto poseen una flora intestinal saludable, reducen la posibilidad de sufrir alergias, infecciones respiratorias, dermatitis atópica e infecciones intestinales. Además, crecen con un sistema inmune más fuerte.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario