lunes, 18 de agosto de 2014

Para qué sirve el poleo: propiedades, beneficios y contraindicaciones

Esta planta, que florece en verano, proviene de la zona mediterránea y del oeste de Asia. Antiguamente se pensaba que ahuyentaba a las pulgas, por lo que se colgaba en el interior de las casas. También servía para perder peso y para tratar la enfermedad de la gota. Además, se mezclaba con la leche para darle mejor sabor.

Componentes importantes del poleo


Flor de la planta del poleo
  • Pineno, alfa-pineno, beta-pineno, limoneno, mentol y sabineno.
  • Flavonoides, fibra y taninos.
  • Minerales: calcio, fósforo, selenio, zinc, cobalto, potasio y sodio.
  • Ácidos acético, fórmico, láurico, salicílico, palmítico y rosmanírico.


Propiedades del poleo


  • Mejora las digestiones.
  • Es útil cuando se sufren cólicos o flatulencias.
  • Es beneficioso cuando se padece gripe o resfriado, ya que facilita la expulsión de mucosidad.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Reduce los dolores menstruales.
  • Es depurativo.
  • Ayuda a disminuir los niveles de glucosa en sangre.
  • Por vía externa, alivia en caso de picaduras de insectos.

Contraindicaciones y efectos secundarios del poleo


Las mujeres embarazadas o que estén lactando, deben tomar poleo con moderación.

Las personas con obstrucción biliar deben abstenerse de consumir esta planta.

En algunas ocasiones puede producir leve malestar gástrico, en cuyo caso es conveniente dejar de tomarlo.

Por vía externa puede provocar, en determinadas personas, irritaciones de la piel. 


Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario