martes, 16 de julio de 2013

Para qué sirve la clorofila: propiedades y alimentos que la contienen

La clorofila es un pigmento que se encuentra en las plantas, y que tiene multitud de propiedades benéficas para la salud humana. Proporciona vitalidad y reduce el colesterol.

Clorofila

Son los químicos franceses Joseph Bienaime Caventou y Pierre Joseph Pelletier, quienes descubren la clorofila en 1817. Pero tendría que pasar casi un siglo para que el químico alemán Richard Willstätter manifestara: “la molécula de la clorofila tiene una asombrosa similitud con la de la hemoglobina, el pigmento rojo de la sangre humana, y al igual que ésta, está compuesta por cuatro elementos que son el carbón, el hidrógeno, el oxígeno y el nitrógeno. Sólo difieren en el elemento central que en la sangre es un átomo de hierro y en la clorofila un átomo de magnesio. Así que se puede decir algo así como que la clorofila es la sangre de las plantas.”


Propiedades de la clorofila


  • Protege el corazón.
  • Ejerce una acción estimulante en el organismo.
  • Es beneficiosa en caso de padecer anemia.
  • Disminuye el colesterol y los triglicéridos.
  • Estabiliza los niveles de glucosa.
  • Limpia la sangre.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Beneficia las digestiones.
  • Mejora el mal aliento.
  • Favorece el buen funcionamiento intestinal.
  • Aumenta el sistema inmunológico.
  • En las mujeres previene la formación de quistes en los ovarios.
  • Mejora la absorción del calcio.
  • Conserva la piel en buen estado.
  • Es alcalinizante.
  • Ayuda a cicatrizar las heridas.
  • Es un antioxidante.


Se pueden beneficiar de tomar clorofila


  • Quienes sufren de acidez de estómago.
  • Quienes padecen alergias.
  • Quienes sufren anemia.
  • Las personas que padecen colon irritable.
  • Los diabéticos.
  • Quienes sufren de eccemas.
  • Las personas con digestiones pesadas.
  • Las mujeres con menstruaciones dolorosas.
  • Las personas con varices.


Alimentos ricos en clorofila


La clorofila está presente en todos los vegetales, y será más abundante cuanto más oscuro sea el verde de la planta. Estos son solo algunos alimentos que aportan clorofila:
  • Alfalfa y apio.
  • Algas, fundamentalmente la chlorella y la espirulina.
  • Brócoli y col.
  • Espinacas y guisantes.
  • Lechuga y pepino.
  • Rábanos.


Contraindicaciones de la clorofila


A la clorofila no se le conocen efectos secundarios, simplemente se debe tener prudencia en determinados casos.

Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia es conveniente que consulten con un profesional de la salud antes de tomar este complemento.

También deben tener precaución las personas con alergia a la clorofila o a alguna de las sustancias que la componen.

Los diabéticos es conveniente que consulten con su médico la toma de este suplemento, ya que al influir sobre la glucosa puede alterar el efecto de la medicación que se consuma.

Es importante saber que la clorofila líquida provoca falsos positivos en la “prueba de guayaco”, utilizada para descubrir restos de sangre en las heces. Por lo tanto, quien vaya a realizarse esta prueba deberá dejar de tomar un tiempo antes este suplemento.

El consumo de este complemento nutricional puede variar el color de las heces y de la orina.


Presentación y dosis de la clorofila


La presentación de los complementos de clorofila es en cápsulas o en forma líquida. Se recomienda una dosis de 100 mg diarios, pero se ha comprobado que dosis mayores no producen ningún tipo de efecto negativo.

En el caso de la clorofila líquida se puede añadir una cucharada, una vez al día, a un vaso de zumo o simplemente de agua.


Clorofila, la sangre verde


Como se ha visto, la clorofila es un excelente complemento nutricional, útil en multitud de dolencias y sin apenas efectos secundarios. Su capacidad para purificar el organismo y su utilidad para luchar contra las infecciones, convierten este compuesto vegetal en un suplemento a tener en cuenta en beneficio de la salud.

Planta - Clorofila

En el libro Nature’s healing grasses, el doctor H. E. Kirschner afirma: “La clorofila es sanadora y poderosa. Devastadora con los gérmenes y virus, pero suave con los tejidos y órganos enfermos del cuerpo. La forma en que trabaja es un secreto de la naturaleza. Parece magia verde”.

Beatriz Moragues - Todos los Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario